World Brain Day 2019: MIGRAÑA

La migraña es una de las enfermedades neurológicas más comunes, que afecta a una de cada siete personas. El último análisis del Estudio de la Carga Global de Enfermedades, Lesiones y Factores de Riesgo (GBD)1 reveló que casi 3 mil millones de personas tenían un trastorno de dolor de cabeza en 2016. La migraña fue responsable de 45 a 12 millones de años de vida con discapacidad; más prevalente en mujeres de entre 15 y 49 años.

A pesar de la notable carga de salud pública que impone la migraña, sigue siendo una de las afecciones médicas más estigmatizadas, insuficientemente financiadas y poco reconocidas. Muchas personas afectadas por la migraña no pueden acceder o no reciben la atención estándar, incluso en países de ingresos altos. 

La falta de investigación, programas educativos y servicios clínicos dedicados a la migraña en los países de ingresos bajos y medios es alarmante. 

Es por estas razones que el Día Mundial del Cerebro 2019 está dedicado a la migraña.

El Día Mundial del Cerebro se celebró el 22 de julio para conmemorar el establecimiento de la Federación Mundial de Neurología en 1957. Su objetivo es mejorar la concienciación y la defensa de las enfermedades neurológicas. 

El Día Mundial del Cerebro 2019 brinda la oportunidad de abogar por la necesidad urgente de servicios de atención de la salud, educación e investigación sobre una de las enfermedades más prevalentes y discapacitantes del mundo. 

El enfoque principal es abogar por cinco mensajes clave:

Prevalencia: La migraña es la enfermedad cerebral más común en el mundo y afecta a una de cada siete personas en todo el mundo.

Discapacidad: La migraña es una de las principales causas de discapacidad en el mundo y puede afectar gravemente a todos los aspectos de la vida.

Educación: La migraña no se reconoce, no se diagnostica ni se trata lo suficiente

Investigación: La migraña recibe menos fondos para investigación que todas las demás enfermedades identificadas por la CMM con una alta carga

Estándar de atención: Juntos, podemos asegurarnos de que las personas afectadas por la migraña reciban la ayuda que necesitan.