Salud buco-dental y demencia

Una nueva investigación encuentra conexiones entre la salud bucal en los adultos mayores y la función cognitiva.

La salud bucal puede ser un indicador sorprendentemente bueno del bienestar de una persona. Las enfermedades orales no sólo pueden reducir la calidad de vida de una persona, sino que también pueden aumentar el riesgo de otras enfermedades graves.

En otras investigaciones se había relacionado la enfermedad de las encías y la pérdida de dientes con la aparición de ictus. Un artículo publicado en el Journal of Indian Society of Periodontology en 2010 concluyó que la enfermedad de las encías podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca en un 20%.

Los equipos de la Universidad de Rutgers en New Brunswick, NJ, se han centrado ahora en un vínculo diferente: el que existe entre la salud bucodental y el deterioro cognitivo.

Han llevado a cabo 2 estudios. Ambos artículos aparecen en el Journal of the American Geriatrics Society.

Los estudios se centraron en adultos chino-americanos con una edad mínima de 60 años. "Las minorías raciales y étnicas son particularmente vulnerables a las consecuencias negativas de la mala salud bucodental", explica XinQi Dong, director del Instituto de Salud, Políticas de Atención Médica e Investigación sobre el Envejecimiento de la Universidad de Rutgers.

Las minorías tienen menos acceso a la atención odontológica preventiva, lo que se ve exacerbado por las barreras lingüísticas y el bajo nivel socioeconómico. Las personas mayores chino-estadounidenses corren un riesgo especial de experimentar síntomas de salud bucal debido a la falta de seguro dental o a que no acuden a una clínica dental con regularidad".

De los más de 2,700 chino-americanos entrevistados, casi la mitad reportó síntomas relacionados con los dientes. Poco más de una cuarta parte dijo que había experimentado sequedad oral.

No hubo una relación significativa entre las patologías de las encías y los problemas cognitivos. Sin embargo, los investigadores creen que los participantes podrían haber sido menos propensos a reportar los síntomas de las encías debido a que los encuentran menos problemáticos.

Los investigadores sí encontraron una relación entre el declive cognitivo -específicamente la cognición global y el declive de la memoria episódica- y los síntomas dentales. Los problemas de memoria episódica en sí mismos tienen un vínculo con la aparición de la demencia.