Predictores clínicos de Esclerosis Múltiple agresiva

Los pacientes con la forma "agresiva" de la esclerosis múltiple acumulan discapacidad a un ritmo acelerado, alcanzando típicamente el Expanded Disability Status Score (EDSS) ≥ 6 en los 10 años siguientes a la aparición de los síntomas. Varios factores clínico-demográficos se han asociado con la esclerosis múltiple agresiva, pero menos investigación se ha centrado en los marcadores clínicos que están presentes en el primer año de la enfermedad. El desarrollo de modelos predictivos tempranos de la esclerosis múltiple agresiva es esencial para optimizar el tratamiento en este subtipo de esclerosis múltiple.

En un nuevo estudio, los autores evaluaron si los pacientes que desarrollarán una esclerosis múltiple agresiva pueden ser identificados basándose en los marcadores clínicos tempranos. Luego replicaron este análisis en una cohorte independiente. Los datos de los pacientes se obtuvieron del estudio de observación MSBase.

Se clasificaba a los pacientes como "esclerosis múltiple agresiva" si se cumplían todos los criterios siguientes: i) EDSS ≥ 6 alcanzada dentro de los 10 años de la aparición de los síntomas; ii) EDSS ≥ 6 confirmada y sostenida durante ≥6 meses; y iii) EDSS ≥ 6 sostenida hasta el final del seguimiento.

Los predictores clínicos incluían variables de los pacientes (sexo, edad de inicio, EDSS de referencia, duración de la enfermedad en la primera visita) y registraban recaídas en los primeros 12 meses desde el inicio de la enfermedad (recuento, signos piramidales, síntomas intestinales y vesicales, signos cerebelosos, recuperación incompleta de la recaída, administración de esteroides, hospitalización).

El modelo bayesiano de promediación identificó tres predictores estadísticos: edad > 35 años al inicio de los síntomas, EDSS ≥ 3 en el primer año, y la presencia de signos piramidales en el primer año.

Este modelo predijo significativamente la esclerosis múltiple agresiva [área bajo la curva (AUC) = 0,80, intervalos de confianza (IC) del 95%: 0,75, 0,84, valor predictivo positivo = 0,15, valor predictivo negativo = 0,98].

La presencia de los tres signos fue fuertemente predictiva, con un 32% de estos pacientes cumpliendo con los criterios de enfermedad agresiva.

La ausencia de los tres signos se asoció con un riesgo del 1,4%.

En conjunto, estos hallazgos sugieren que la mayor edad de inicio de los síntomas, la mayor discapacidad durante el primer año y los signos piramidales en el primer año son indicadores tempranos de esclerosis múltiple agresiva.