Predictor de desarrollo de E.L.A.: los dientes tienen la clave

Los adultos que desarrollan la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) metabolizan los metales de manera diferente a los que no desarrollan la enfermedad neurodegenerativa, y esto aparece en los dientes durante la infancia, según sugieren nuevas investigaciones.

En un nuevo estudio, los investigadores encontraron un aumento en la absorción de una mezcla de metales - incluyendo cromo, manganeso, níquel, estaño y zinc - en los dientes de aquellos que desarrollaron ELA.

Este estudio muestra que la desregulación de los metales durante períodos específicos de la infancia y la adolescencia temprana está relacionada con la aparición de ELA durante las siguientes décadas

Específicamente, en los pacientes con ELA, encontraron que la absorción de cromo aumentó después de los 10 años de edad, mientras que la de manganeso fue significativamente más alta desde el nacimiento hasta aproximadamente los 6 años y fue significativamente más baja entre los 12 y 15 años de edad.

El níquel y el estaño mostraron ventanas discretas de aumento de la captación en el grupo de ELA, de 6 a 10 años para el níquel y de nacimiento a 2 1/2 años para el estaño. Los niveles de zinc fueron significativamente más altos durante todo el período de estudio.

Los individuos con ELA también mostraron una tendencia creciente a la absorción de cobre entre el nacimiento y los 10 años y de plomo entre los 12 y los 15 años, y una tendencia decreciente en el caso del litio entre el nacimiento y los 15 años.

Estos resultados están en consonancia con teorías más recientes que implican una formación anormal y desequilibrada de las conexiones excitatorias e inhibidoras en el cerebro humano durante la embriogénesis, con el resultado de un mecanismo de señalización celular ligeramente anormal entre las neuronas que, a lo largo de la vida, puede conducir a la hiperexcitabilidad y al flujo anormal de calcio en las neuronas que mueren durante el curso de la ELA.