Parkinson y deterioro cognitivo

La demencia es común en la enfermedad de Parkinson (EP), pero no existen medidas que rastreen los cambios cognitivos en la EP. El hierro del tejido cerebral se acumula con la edad y se co-localiza con proteínas patológicas vinculadas a la demencia de la EP, como la amiloide. 
En un nuevo estudio publicado en el Journal of neurology, Neurosurgery and Psychiatry, los investigadores utilizaron el mapeo cuantitativo de susceptibilidad (QSM, por sus siglas en inglés) para detectar cambios relacionados con el cambio cognitivo en la EP.
Evaluaron a 100 pacientes con EP de etapa temprana a etapa media, y 37 controles emparejados por edad utilizando la Evaluación Cognitiva de Montreal (MoCA, por sus siglas en inglés), un algoritmo clínico validado para el riesgo de declive cognitivo en la EP, medidas de la función visuoperceptual y la Escala Unificada de Calificación de la Enfermedad de Parkinson de la Sociedad de Trastornos de Movimiento, parte 3 (UPDRS-III). Investigaron la asociación entre estas medidas y el QSM, una técnica de resonancia magnética sensible al contenido de hierro del tejido cerebral.
Encontraron aumentos de QSM (consistentes con un mayor contenido de hierro en el tejido cerebral) en la EP en comparación con los controles en la corteza prefrontal y el putamen (p<0.05 corregido por múltiples comparaciones). Los análisis de regresión de todo el cerebro dentro del grupo de EP identificaron aumentos del QSM covariables: (1) con menores puntuaciones de MoCA en el hipocampo y el tálamo, (2) con una función visual más pobre y con mayores puntuaciones de riesgo de demencia en la corteza occipital parietal, frontal y media, (3) con mayores puntuaciones de UPDRS-III en el putamen (todo p<0,05 corregido por múltiples comparaciones). Por el contrario, la atrofia, medida mediante morfometría basada en vóxeles, no mostró diferencias entre los grupos, ni en asociación con las medidas clínicas.
En conclusión, el hierro en el tejido cerebral, medido mediante el QSM, puede rastrear la afectación cognitiva en la EP. Esto puede ser útil para detectar signos de cambios cognitivos tempranos para estratificar grupos para ensayos clínicos y monitorizar la progresión de la enfermedad.