Migraña y riesgo de Ictus

La migraña y el derrame cerebral son dos trastornos neurovasculares comunes y heterogéneos responsables de una carga significativa para los afectados y un gran costo económico para la sociedad.

Cada vez hay más pruebas de que la migraña aumenta el riesgo general de enfermedades cerebrovasculares.

En esta revisión (Øie LR, Kurth T, Gulati S, et al Migraine and risk of stroke Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry 2020;91:593-604.), basándose en la literatura disponible a través de una búsqueda en PubMed, los autores encontraron que el accidente cerebrovascular isquémico en personas con migraña está fuertemente asociado con la migraña con aura, la edad joven, el sexo femenino, el uso de anticonceptivos orales y los hábitos de fumar. El riesgo de ataque isquémico transitorio también parece aumentar en las personas con migraña, aunque este tema no se ha investigado exhaustivamente. Aunque la migraña parece estar asociada con el accidente cerebrovascular hemorrágico, el status con aura de la migraña tiene una pequeña influencia en esta relación.

Los estudios de neuroimagen han revelado una mayor prevalencia de lesiones cerebrales estructurales asintomáticas en personas con migraña. También es más probable que tengan factores de riesgo vascular desfavorables; sin embargo, el aumento del riesgo de accidente cerebrovascular parece ser más evidente entre las personas con migraña sin los factores de riesgo tradicionales. Se desconoce el mecanismo que subyace a la asociación entre la migraña y el accidente cerebrovascular.

A la luz del mayor riesgo de accidente cerebrovascular en las personas con migraña con aura, es importante identificar y modificar cualquier factor de riesgo vascular.

Actualmente no hay pruebas directas que apoyen que un tratamiento profiláctico de la migraña pueda reducir futuros accidentes cerebrovasculares en personas con migraña.