Ingesta excesiva de sal y riesgo de demencia

Una ingesta excesiva de sal siempre ha estado asociada con una función cerebrovascular deficiente, y una ingesta elevada de sal es un factor de riesgo independiente y bien establecido para la demencia.

Pero la pregunta más intrigante es, ¿cómo es que el exceso de sal desencadena la demencia?

En un estudio anterior, los investigadores encontraron que una dieta alta en sodio lleva a la demencia en ratones al desencadenar la sobreproducción de una molécula que promueve la inflamación.

La molécula, la interleucina-17 (IL-17), impide que las células cerebrales produzcan óxido nítrico. El óxido nítrico tiene el papel de ayudar a que los vasos sanguíneos se ensanchen, lo que permite que la sangre fluya. Sin embargo, niveles insuficientes de óxido nítrico pueden llevar a un flujo sanguíneo restringido.

En este estudio con ratones, una dieta alta en sal provocó altos niveles de IL-17, lo que a su vez redujo los niveles de óxido nítrico y redujo el flujo sanguíneo en un 25%.

En un nuevo estudio los investigadores alimentaron a ratones machos y hembras de 8 semanas de edad con una dieta regular o una dieta enriquecida en sodio durante 4 a 36 semanas.

Los científicos realizaron estudios de comportamiento, cerebrovasculares y moleculares, que revelaron que los bajos niveles de óxido nítrico inducidos por una dieta alta en sal afectaban los niveles de proteína tau en el cerebro.

Una acumulación excesiva de tau es una característica de la enfermedad de Alzheimer. Típicamente, la tau apoya a las neuronas mediante estructuras estabilizadoras llamadas microtúbulos, que transportan nutrientes a los axones y dendritas de las neuronas. Son parte del citoesqueleto, o "andamiaje", que sostiene a las neuronas.

En este caso el tau se vuelve inestable y el desprendimiento del citoesqueleto causa problemas cerebrales.

Si se desprende del citoesqueleto, la proteína Tau tiene el potencial de acumularse en el cerebro, lo que conduce a dificultades cognitivas.

En el estudio, los científicos encontraron que el óxido nítrico "frena la actividad causada por una serie de enzimas que conducen a la patología de la enfermedad tau".

Los hallazgos identifican una relación causal entre la sal dietética, la disfunción endotelial y la patología tau, independientemente de la insuficiencia hemodinámica.

En conclusión, "evitar el consumo excesivo de sal y mantener la salud vascular puede ayudar a evitar las patologías vasculares y neurodegenerativas".