Estilo de vida y Parkinson

Una serie de factores del estilo de vida afectan la progresión de la enfermedad de Parkinson (EP), de acuerdo con unos investigadores en los Estados Unidos. 

Paul y sus compañeros de trabajo analizaron datos sobre el tabaquismo y la actividad física y el consumo de café, té con cafeína y alcohol en una cohorte de 360 pacientes que habían recibido un diagnóstico de EP en los últimos 3 años. Todos los pacientes fueron incluidos en los análisis de supervivencia y 252 pacientes fueron evaluados por signos de progresión en términos de función motora y cognición en 2-4 visitas durante un promedio de 5.3 años. 

Se encontró que el café protege contra el deterioro de las funciones motoras, el deterioro cognitivo y la mortalidad. El consumo moderado de alcohol (versus ningún consumo de alcohol y versus consumo excesivo de alcohol) fue protector contra la disminución de la función motora. Un historial de participación en deportes competitivos protegía contra el declive cognitivo y el declive en la función motora, mientras que el consumo actual de cigarrillos se asoció con un declive cognitivo más rápido.

doi:10.1038/s41582-019-0144-x