Enfermedad cerebral de pequeño vaso y deterioro cognitivo

La enfermedad cerebral de pequeño vaso se caracteriza por una amplia gama de cambios cerebrales focales y globales.

En un estudio reciente se analizaron las imágenes por resonancia magnética de 560 individuos mayores de LADIS (Leukoaraiosis and Disability Study) usando métodos de segmentación automatizados basados en atlas y redes neuronales que produjeron medidas volumétricas de hiperintensidades de materia blanca, lagunas, espacios perivasculares agrandados, infartos corticales crónicos, y atrofia cerebral global y regional. Los sujetos fueron seguidos con exámenes neuropsicológicos anuales durante 3 años y evaluación de las actividades instrumentales de la vida diaria durante 7 años.

Los predictores más fuertes del rendimiento cognitivo y de los resultados funcionales a lo largo del tiempo fueron los volúmenes totales de hiperintensidades de materia blanca, materia gris e hipocampo (P<0,001 para la función cognitiva global, la velocidad de procesamiento, las funciones ejecutivas y la memoria y P<0,001 para los resultados funcionales deficientes).

Con este estudio se ha demostrado que la carga global de los cambios cerebrales relacionados con la enfermedad de pequeño vaso, cuantificada por una herramienta de segmentación de imágenes, es un poderoso predictor del declive cognitivo a largo plazo y de la discapacidad funcional.