Efecto protector del tabaco sobre el Parkinson

Esta semana hemos recibido un nuevo estudio sobre el Parkinson y el tabaco (DOI: https://doi.org/10.1212/WNL.0000000000009437)

Los investigadores compararon los riesgos de muerte por EP con los hábitos de fumar en 30.000 médicos varones en el estudio de cohorte de British Doctors en 1951 y en los sobrevivientes que habían sido reevaluados periódicamente durante 5 décadas. La mortalidad por causa específica fue monitorizada durante 65 años e incluyó 283 muertes por EP. Los riesgos relativos (RR) de la EP (e intervalos de confianza (IC) del 95%) se estimaron utilizando los modelos de Cox para los hábitos de fumar (estado de tabaquismo, cantidad fumada y años transcurridos desde que se dejó de fumar) en la línea de base o en los hábitos actualizados en el nuevo estudio.

Las tasas brutas de muerte por EP fueron menores en los fumadores actuales que en los que nunca fumaron en la línea de base (30 frente a 46/100.000 personas-año).

Después del ajuste por edad de riesgo, los fumadores actuales al inicio del estudio tenían un riesgo 30% menor de EP (RR 0,71; IC del 95%: 0,60 a 0,84), y los fumadores que continuaban fumando y se clasificaban usando hábitos de fumar actualizados en el nuevo estudio tenían un riesgo 40% menor (RR 0,60; IC del 95%: 0,46 a 0,77) de EP en comparación con los que nunca habían fumado.

Los riesgos de EP estaban inversamente asociados con la cantidad de tabaco que se fumaba. El efecto protector de la EP de los fumadores actuales frente a los que nunca han fumado se vio atenuado por el aumento de la duración desde que dejaron de fumar.

En el presente informe se demuestra un efecto protector causal del hábito de fumar sobre el riesgo de EP, lo que puede permitir comprender la etiología de la EP.