Dieta mediterránea asociada a la gravedad del Ictus

El alto grado de cumplimiento de la Dieta Mediterránea se asocia con una menor incidencia y mortalidad de los accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos (AIS), pero también puede estar asociado con la gravedad.

En un nuevo estudio los investigadores (Lavados, P.M., Mazzon, E., Rojo, A. et al., BMC Neurol 20, 252 (2020). https://doi.org/10.1186/s12883-020-01824-y) investigaron la asociación entre el cumplimiento de la dieta mediterránea y la gravedad en un posible registro hospitalario de pacientes con AIS.

Incluían a los pacientes con AIS ingresados entre febrero de 2017 y julio de 2019. Todos fueron evaluados por un neurólogo con un protocolo estándar de accidentes cerebrovasculares, incluyendo el NIHSS. La adherencia a la dieta mediterránea se midió prospectivamente mediante el MEDAS (14 puntos) y se definió como baja (0-6 puntos) o alta (7-14 puntos). Las características demográficas y clínicas se compararon por grupo con un análisis univariado. Se utilizó un Modelo Lineal Generalizado (MLG) para investigar la asociación del NIHSS de admisión como variable ordinal continua y un análisis de regresión logística ordinal (OLR) para determinar la asociación independiente de los cuartiles del NIHSS con la adhesión a la dieta mediterránea.

Después de los ajustes, la alta adherencia a la dieta mediterránea siguió estando asociada independientemente con una menor gravedad de los accidentes cerebrovasculares tanto en el Modelo Lineal Generalizado (β coeficiente = - 0,19, p = 0,01) como en el modelo de regresión logística ordinal (OR para los cuartiles inferiores del NIHSS 0,6 (IC del 95% 0,37-0,98, p = 0,04).

En conclusión, una mayor adherencia antes del accidente cerebrovascular a la dieta mediterránea se asocia independientemente con una menor gravedad del AIS.