Demencia: importancia de las infecciones

La infección aumenta el riesgo de mortalidad entre los pacientes con demencia, según indican las nuevas investigaciones.

Un gran estudio de cohorte basado en un registro mostró que las personas con demencia tenían un riesgo más de seis veces mayor de morir después de adquirir cualquier infección que las personas sin demencia o infección.

Los hallazgos fueron presentados en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer (AAIC) 2020, que se celebró en línea este año debido a la pandemia de COVID-19.

Los investigadores analizaron los datos de los registros sanitarios nacionales daneses de casi 1,5 millones de personas de 65 años o más que habían visitado el hospital con una infección. Hubo 575.260 muertes durante más de 12,7 millones de años-persona de seguimiento.

Los pacientes con demencia que también habían acudido al hospital por una infección murieron a una tasa 6,5 veces mayor que los participantes sin demencia o infección. Los que tenían sólo demencia o sólo contactos relacionados con una infección tenían una tasa de mortalidad tres veces mayor.

La tasa de mortalidad fue más alta en los 30 días siguientes a la visita al hospital por infección. Sin embargo, la tasa permaneció elevada durante 10 años después de la visita inicial al hospital por infección.

Es necesario que los médicos y el personal sanitario presten más atención a las infecciones de todo tipo en las personas con demencia, y es preciso estudiar y adoptar medidas para mejorar la gestión clínica y la atención posthospitalaria. Es necesario identificar posibles medidas preventivas e intervenciones específicas en las personas con demencia e infecciones