¿Cómo "recuerdan" nuestros cerebros?

La forma en que nuestros cerebros recuperan los recuerdos todavía no se comprende bien, y a menudo recordamos momentos y acontecimientos de manera general, sin recordar los detalles exactos. ¿Por qué es eso? Una nueva investigación (Nature Communications, volumen 10, número de artículo: 179 (2019)) apunta hacia los pasos de la simple recuperación de la memoria.

"Sabemos que nuestros recuerdos no son réplicas exactas de las cosas que experimentamos originalmente", dice Juan Linde-Domingo, investigador de la Escuela de Psicología y Centro para la Salud Cerebral Humana de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido.

Linde-Domingo y sus colegas de la Universidad de Birmingham y el Centro de Investigación de Imágenes Cerebrales de la Universidad de Cardiff, en Gales, investigaron recientemente cómo nuestros cerebros recuerdan recuerdos y qué muestra esto sobre la forma en que recordamos los acontecimientos.

"La memoria es un proceso reconstructivo, sesgado por el conocimiento personal y las visiones del mundo; a veces incluso recordamos acontecimientos que en realidad nunca ocurrieron", dice la autora principal Linde-Domingo, aunque, añade, "en la actualidad no se comprende bien cómo se reconstruyen los recuerdos en el cerebro, paso a paso".

Esto es lo que los investigadores han estado tratando de determinar mediante la "descodificación" del proceso a través del cual el cerebro encuentra y reconstruye los recuerdos.

Los investigadores encontraron que los participantes recordaron primero información más abstracta - por ejemplo, si la imagen era de un animal o de un instrumento musical. Sin embargo, notaron que los cerebros de los participantes no recordaban ningún detalle de la apariencia del objeto al principio - este paso, dicen los investigadores, llegó después.

"Pudimos demostrar que los participantes estaban recuperando información abstracta de alto nivel, como si estaban pensando en un animal o en un objeto inanimado, poco después de escuchar la palabra recordatoria", señala la autora principal del estudio, la neurocientífica Maria Wimber, Ph.D.

"Sólo más tarde recuperaron los detalles específicos, por ejemplo, si habían estado mirando un objeto de color o un contorno en blanco y negro", añade.

Cuando una persona ve un objeto complejo por primera vez, los investigadores explican, el cerebro inicialmente registra los pequeños detalles, tales como esquemas de color o patrones.

Sólo después el cerebro toma nota de la categoría abstracta a la que pertenece el objeto, como animal, planta o mueble.

"Si nuestras memorias priorizan la información conceptual, esto también tiene consecuencias sobre cómo cambian nuestras memorias cuando las recuperamos repetidamente", explica Linde-Domingo, añadiendo que "sugiere que se volverán más abstractas y se asemejarán a un gesto con cada recuperación".