¿Por qué no podemos mantener una dieta?

Las diferencias en la anatomía del cerebro podrían explicar por qué algunas personas luchan y consiguen  mantener una dieta saludable mientras que otras no.

Esta fue la conclusión a la que llegaron recientemente unos investigadores después de descubrir que el volumen de materia gris en las regiones de dos cerebros predijo la capacidad de ejercer control sobre las elecciones de alimentos.
Las regiones cerebrales en cuestión son la corteza prefrontal dorsolateral (dlPFC) y la corteza prefrontal ventromedial (vmPFC). Se cree que estas regiones son importantes para evaluar las opciones y el autocontrol.